¿Cómo estimular a mi bebé para que hable?

Cómo estimular a mi bebé para que hable.

Por lo general, los bebés suelen empezar a balbucear, sonreír y gesticular entre los tres y los cuatro meses. Entre los seis y los ocho meses comienzan a imitar lo que oye de forma monosilábica y cuando llegan a los doce meses comienzan a decir sus primeras palabras. Aunque, cada pequeño es un mundo. Nosotros podemos ayudarles y estimular este aprendizaje lingüístico y al mismo tiempo conectar con ellos.
Es muy bueno que les hablemos de forma pausada y de forma expresiva mientras los miramos. Esto no significa que tengamos que hablarle de forma infantil, aunque nos causen esa ternura extrema. Si les hablamos bien irán aprendiendo a pronunciarlas de forma correcta. Otra buena idea es ir señalando los objetos, personas, animales o situaciones de las que estemos hablando. De esta manera irá relacionándolas con sus nombres o con la información que les estemos dando sobre ellas. Usar palabras familiares, como su nombre, en las frases que vamos diciéndoles hará que captemos mejor su atención.

Una actividad muy educativa y muy divertida para ellos es ponerles canciones infantiles con estribillos marcados y repetitivos. Además, podemos ir cantándoles a la vez que suena la canción. También podemos usar cuentos cortos y sencillos con ilustraciones fáciles, y señalando cada ilustración mientras pronunciamos el nombre de ésta. Es importante hablarles y tener conversaciones con ellos aunque no estén entendiéndolo. Es muy positivo ser teatrales con ellos, esto despertará el interés sobre lo que les estamos contando. Podemos preguntarles cosas y animarlos a contestar.

 

Recordemos que hablar es un proceso instintivo y natural. Algunos bebés tardan más y otros menos, pero sin duda alguna, nosotros podemos ser parte de este proceso y acompañarlos en el camino.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario